miércoles, 2 de enero de 2013

Reseña Hija de humo y hueso

HIJA DE HUMO Y HUESO

Título: Hija de humo y hueso
Autor:  Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Páginas: 472
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788420410982
Saga: Hija de humo y hueso(1/3)
Precio: 17.50 

Muchas gracias a ALFAGUARA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:

Karou es una estudiante de arte de 17 años que vive en Praga. Pero ese no es su único mundo. A veces, Karou desaparece en misteriosos viajes para realizar los encargos de Brimstone, el monstruo quimera que la adoptó al nacer.

Tan misteriosa resulta Karou para sus amigos, como lo es para ella su propia vida: ¿cómo es que ha acabado formando parte de una familia de monstruos quimera? ¿Para qué necesita su padre adoptivo tantos dientes, especialmente de humanos? Y, ¿por qué tiene esa recurrente sensación de vacío, de haber olvidado algo?
De pronto, empiezan a aparecen marcas de manos en las puertas, señal de que la familia de Karou corre grave peligro. Karou tratará de cruzar al mundo quimérico para ayudarles, pero es perseguida por los serafines. Entre ellos se encuentra Akiva, un ángel arrebatadoramente hermoso al que Karou está unida de forma que ni ella misma puede imaginar.

OPINIÓN PERSONAL:

Tenía muchísimas ganas de leer este libro desde el momento en que salió y recién ahora pude ponerme con él.
Lo cierto es que la historia me ha gustado muchísimo, aunque reconozco que hay ciertas partes que no terminaron de convencerme y la verdad es que estoy deseando leer su continuación.

Hija de humo y hueso nos cuenta la historia de Karou, una chica de 17 años la cual ha sido criada por quimeras, unos monstruos sobrenaturales, y adoptada por un vendedor de deseos. Desde el primer momento, Karou sabe que algo raro le ocurre, pues no es una chica como cualquier otra, destaca por sus hermosos tatuajes en las manos y su precioso pelo azul. Los días de nuestra protagonista pasan entre las clases de arte, lo que está estudiando, y los recados para su padre adoptivo que consisten en viajar entre portales para acceder más rápidamente a otros lugares, y lo más asombroso de todo, para conseguir dientes, humanos o de animales.
Un día, Karou es atacada por un ser maravilloso, parece un ángel y no sabe el porque de esa hostilidad, hasta que finalmente se refugia en su casa de la infancia y es cuando descubre que este lugar oculta una puerta que la conduce al mundo de las quimeras. Una vez allí, se dan cuenta de quien o que es en realidad y Karou debe huir tanto de su padre adoptivo como de las personas que la han cuidado y educado, para que ellos, no se sabe quien, no puedan dar con ella.
Nuestra protagonista tendrá que luchar por sobrevivir a la par que busca a las personas tan importantes en su vida y se enamora perdidamente de Akiva, el ángel, que anteriormente,la había atacado y que parece saber mucho más de lo que aparenta.
¿Quien o que es en realidad Karou?¿Quienes la persiguen?¿Logrará encontrar a Brimstone, su padre adoptivo?

Cuando comencé a leer este libro supe que me iba a encantar, pues lo primero que me gustaría destacar es la historia tan sumamente original que tiene, ya que aunque el tema de los nefelim o ángeles está bastante visto, cosa que no importa porque me fascina, también tengo que decir que el tema de las quimeras es la primera vez que lo leo, por lo que disfruté su lectura muchísimo, pues es un gran soplo de aire fresco entre tanto tema sobrenatural típico, como hombres lobos, vampiros y demás.
El personaje de Karou se ve y no se ve, es decir, es una chica normal, con la cualidad del pelo y el gran don que posee para dibujar, pero por otra parte es sumamente inocente y nunca se hace preguntas, por lo que hasta que empiezan a suceder las cosas ella vive entre la escuela y los recados que le hace a Brimstone, quizá hubiera estado mucho mejor, que fuera un personaje curioso y con garra, que desde el primer momento nos hiciera hacernos preguntas y no se acomodara a la vida que lleva, como sucede en el inicio del libro, pero a medida que avanzamos en su lectura, Karou se va convirtiendo en una luchadora nata, que desafía a todo y todos para conseguir lo que quiere y no duda en ponerse en peligro con tal de salvar a su familia adoptiva.
Por otra parte, el personaje de Akiva transmite fuerza y dulzura, es un chico realmente peculiar y lleno de buenos sentimientos, pero un luchador frío y cruel, pues es un ángel y tienen una única y clara misión, derrotar a todos los quimera del mundo. Akiva se queda impactado por Karou y aunque en un primer momento se siente terriblemente confundido por su deber y su querer, a medida que avanza la historia vemos a un personaje que tiene las cosas verdaderamente claras y sabe que hacer.
Según avanza la trama los personajes van adquiriendo fuerza y mucha más personalidad, lo que es muy de agradecer y además desde el momento en que Karou es atacada por Akiva comienza la acción, los descubrimientos y una lucha encarnecida por la supervivencia y el querer saber más.
La parte más positiva de la historia es el tema tan innovador de las quimeras, la lucha entre nefelim y estos seres, unos personajes que evolucionan a lo largo del desarrollo de la misma y un amor que nace de una forma verdaderamente peculiar, además de poseer una acción increíblemente trepidante.
Todos estos son los puntos positivos de la historia, ahora bien, todo tiene su lado negativo y esta historia no iba a ser menos, he de reconocer que auque me enganchó y me gustó muchísimo hasta el punto de encantarme, también he encontrado que al principio nos cuesta meternos de ello en la historia y creo, en mi modesta opinión, que se debe a la escasez de explicaciones con respecto a este nuevo y maravilloso mundo que ha creado la autora.
Cuando comenzamos un libro con una historia tan original, precisamos cierta información para llegar a comprenderlo perfectamente y de ahí introducirnos de lleno en la historia, para saber que es cada cosa y lo que representa, pero en esta ocasión me ha dado la impresión de no tener las suficientes explicaciones y por tanto me ha costado más disfrutar de la historia, pero una vez comprendido, me ha encantado.
Hija de humo y hueso es la primera parte de una trilogía que lleva su mismo nombre y como buen inicio de saga es bastante introductorio por lo menos en la mitad del libro, pero después, cuando se van resolviendo los misterios adquiere esencia y se convierte en un libro que disfrutaremos enormemente.

La pluma de la autora es sencilla y muy fluida, lo cierto es que escribe de una manera bastante simple y adictiva. Como he dicho anteriormente, no usa complicaciones para explicar el tema, por casi no hay descripciones e introduce de lleno al lector en el tema sin ningún tipo de preámbulos, lo que nos dejará más que nada descolocados por la falta de información que poseemos.
Por todo esto, el ritmo, en la primera parte del libro, se nos hace bastante lento, pues nos costará procesar la falta de información, pero a medida que avanzamos en su lectura el ritmo se volverá de lo más ágil y constante, haciendo, además que su lectura sea lo más amena posible.
La narración, por otra parte, está hecha en tercera persona desde el punto de vista de Karou mayormente, pero también desde el de Akiva en algunas situaciones. Quizá, me hubiera gustado que estuviera hecha en primera persona desde el punto de vista de Karou, pues ayudaría a introducirnos de lleno en la historia y compensaría la falta de información.

La edición es preciosa, me parece misteriosa y elegante, aunque tengo que reconocer que otras que he visto me han encandilado por completo. Como siempre os las dejaré por aquí para que podáis ver y comprar.

En conclusión, un libro casi maravilloso, con un tema original e innovador,lleno de acción, aventura y amor, pero en donde escasea bastante la información por lo que nos costará, más que de costumbre, introducirnos en la historia.

                  

  CASI MÁGICO