miércoles, 27 de febrero de 2013

Reseña The Iron Daughter


THE IRON DAUGHTER
(Incluye Relato Extra La travesía de invierno)

Título: The Iron Daughter
Autor:  Julie Kagawa
Editorial: Darkiss
Páginas: 501
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788468709208
Saga: The Iron Fey(2/4)
Precio: 15.90 

AVISO! Puede contener spoilers de The iron king!

SINOPSIS:

Medio princesa de los duendes de Verano, medio humana, Meghan nunca había encajado en ningún sitio. Abandonada por el príncipe de Invierno al que creía enamorado de ella, se encontraba prisionera de la reina de la Corte de Invierno. La guerra entre Verano e Invierno era inminente, pero Meghan sabía que el verdadero peligro no era ese, sino los duendes de Hierro: seres mágicos forjados en metal que solo su príncipe ausente y ella habían visto. Pero nadie la creía. Atrapada en el País de las Hadas, con sus poderes mágicos bloqueados, Meghan solo tenía un arma: su propio ingenio. Confiar en alguien era una locura. Encomendar su destino a un posible traidor podía ser mortal. Sin embargo, Meghan no podía evitar prestar oídos a los anhelos de su muy humano corazón.
Llevo ya algún tiempo en la Corte de Invierno. ¿Cuánto exactamente? No lo sé. El tiempo transcurre de otra manera en este lugar. Si alguna vez consigo salir de aquí, puede que hayan pasado cien años y que mi familia y mis amigos hayan muerto. Intento no pensar en ello, pero en ocasiones no puedo evitar preguntármelo. Me llamo Meghan Chase.

OPINIÓN PERSONAL:
Segundo libro de la saga The Iron Fey de Julie Kagawa, la cual, desde su primer parte, The iron king, me enamoró por completo, y en esta ocasión, me terminó de encandilar, pues este tema es de mis favorito y la autora ha sabido sacarle el máximo provecho y hacer de ella una saga fascinante.

En The Iron Daughter, nuestra protagonista, Meghan, princesa de verano, emprende el viaje hacia la corte de invierno, acompañada por Ash, el príncipe de ésta, pues tras hacer un pacto con él, no le queda más remedio que irse pues la reina Mab la espera.
Una vez allí, nuestra protagonista se siente terriblemente sola y triste pues Ash, de quien está enamorada, muestra una crueldad e indiferencia hacia ella que solo consiguen romperle el corazón. El invierno se acerca, es hora de que dicha corte recupere el Cetro de las estaciones, que pasa de uno a otro durante todo el año dependiendo de en que estación se encuentre, de esta manera, primavera y verano les pertenece a Lord Oberón y Lady Titania, mientras que otoño e invierno a Lady Mab. Tras hacer entrega de dicho cetro, se forma un gran revuelo en el palacio, alguien ha entrado y se dispone a robarlo, son los duendes de hierro, que han venido a vengarse y a provocar una guerra entre las distintas cortes.
En esta lucha, el hermano mayor de Ash y protector del cetro, Sage, es abatido y muere por lo que Mab entra en cólera y decide declarar la guerra a Verano, empezando por la princesa...
Contra todo pronóstico, Ash decide salvar a Meghan pero eso ocasionará más de un terrible acontecimiento y la única forma de parar la guerra es recuperando el cetro y haciéndole entender a la reina Mab, que ni la corte de verano ni Oberón han tenido nada que ver en eso.
De esta manera, nuestros protagonistas, junto con Grim y otros, emprenden un camino de lo más peligroso para recuperar el cetro, sin saber, que pondrán en riesgo algo más que su vida.
¿Que ocurrirá sino recuperan el cetro?¿Sucederá algo entre nuestros protagonistas?¿Donde está Puck?

La historia, desde el principio, nos engancha sin remedio y nos atrapa en sus redes, lo cierto es que es muy de agradecer que se de este factor pues nos asegura una lectura de lo más fantástica. Por otra parte, The Iron Daughter incluye cerca de 80 páginas en donde se nos relata La travesía de invierno, es decir, desde el momento en que Ash y Meghan salen de la casa mortal de ésta para dirigirse a la corte de Mab, pero esto no acaba aquí, sino que este pequeño pero intenso relato está lleno de momentos de lo más románticos a la par que grandes aventuras, todo esto en una pequeña parte del libro.
Por otro lado, cuando ya comenzamos la lectura de lo que es The iron daughter nos sumergimos de lleno en la acción frenética que transcurre en el palacio de invierno, en una red de celos y de intrigas que nos dejarán verdaderamente sorprendidos. Me ha gustado mucho, también, la evolución tan importante que ha dado Meghan, nuestra protagonista, si bien es cierto que en la primera parte era muy valiente, también tenía su parte inmadura, pero en esta ocasión esto queda totalmente subsanado y se convierte en una protagonista de armas tomar, valiente y decidida, dulce cuando tiene que serlo, que habrá que tener muy en cuenta pues promete sorprendernos con su bravura.
Por otra parte, con el ritmo tan frenético que lleva, tengo que admitir que en ningún momento, en mi opinión, se ha vuelto una historia predecible, más bien al contrario, sinceramente no salía de mi asombro y cada vez que leía me imaginaba una cosa y luego resultaba otra totalmente distinta. Este hecho es, además, muy de agradecer, porque que una historia nos sorprenda continuamente no tiene parangón y hace que la lectura sea más que buena e intensa.
La única parte que a mi me pareció negativa, ha sido los pocos momentos de pasión o románticos entre Ash y Meghan, estoy de acuerdo en que el es un témpano de hielo pero también se ve que está enamorado de ella, por lo que este punto me flojeó bastante, de todas formas, estoy segura que por el final que tiene tan sumamente fabuloso, en el siguiente libro nos esperan muchos más momentos de este índole, además de una gran acción y muchísimos buenos momentos.
The Iron Daughter es, sin duda, muchísimo mejor que su predecesor The iron king, pues es un libro inesperado, repleto de momentos de acción y descubrimientos soprendentes en un mundo donde las hadas y los duenes existen, en donde Verano e Invierno lucharán por el poder y nuestros jóvenes amantes se verán involucrados en una guerra que, por encima de todo, no desean.

La pluma de Julie es maravillosa, lo cierto es que me enamoró en The Iron King y ha vuelto a enamorarme en esta segunda parte, quizás incluso, siendo más adictiva que la primera y con muchísimos más elementos a su favor. Además de eso, escribe de una manera sencilla y fluida, pero a la vez elegante y mágica, nos sumerge en el mundo de las hadas de una manera mágia e imprevista que, además, no podremos parar de leer.
El ritmo, a su vez y como vengo diciendo, es de lo más ágil y constante, pese a tanta acción y aventura lo cierto es que se mantiene invariable y consigue enganchar al lector pues su ritmo es de lo más lineal y rítmico que hace, además, que su lectura sea de lo más amena posible, ya que, por otra parte, posee abundantes diálogos y los capítulos no son excesivamente largos.
La narración, además, está hecha en primera persona desde el punto de vista de nuestra protagonista, Meghan, lo que es muy de agradecer pues hace que nos introduzcamos de lleno en la historia y nos pongamos en la piel de la protagonista, además, de conocer los hechos de primera mano.

La edición es un sueño, me enamoró la primera y continúa enamorándome esta pues es preciosa y mágica, llena de grabados y relieves que nos enamoran por completo. De todas formas, os dejaré otra para que podáis ver y comparar.

En conclusión, una continuación de saga espectacular, sencillamente mágica y maravillosa, llena de aventuras, acción y amor, la cual nos sorprenderá página tras páginas y nos prepara para una continuación aún más maravillosa.

 

ROZANDO LA MAGIA