lunes, 4 de marzo de 2013

Reseña The iron queen


THE IRON QUEEN

Título: The iron queen
Autor:  Julie Kagawa
Editorial: Darkiss
Páginas: 456
Encuadernación: Tapa blanda 
ISBN: 9788468724294
Saga: The iron fey(3/4)
Precio: 15.90 

Muchas gracias a DARKISS por el envío del ejemplar.

AVISO! Puede contener spoilers!

SINOPSIS:

Faltan menos de veinticuatro horas para que cumpla diecisiete años. Aunque técnicamente no son diecisiete años los que cumplo. He pasado demasiado tiempo en el Nuncajamás. Cuando estás en el País de las Hadas, no envejeces, o envejeces tan despacio que ni se nota. Así que, aunque en el mundo real ha pasado un año, seguramente solo soy unos días más vieja que cuando llegué al Nuncajamás.
En la vida real he cambiado tanto que ni me reconozco.
Me llamo Meghan Chase.
Pensaba que todo había terminado. Pensaba que había dejado atrás mi tiempo con los duendes, las decisiones vertiginosas que tuve que tomar, los sacrificios que tuve que hacer por aquellos a quienes amaba.
Pero se avecina una tormenta, un ejército de duendes de Hierro que me hará volver al País de las Hadas chillando y pataleando. Que me alejará del príncipe desterrado que juró quedarse junto a mí y me arrastrará a una guerra tan destructiva que no estoy segura de que alguien pueda sobrevivir a ella.
Esta vez, no habrá vuelta atrás…

OPINIÓN PERSONAL:

Tercer libro de la saga The iron fey de Julie Kagawa, de la cual, los dos primeros me enamoraron por sus muchas y buenas cualidades y cuando pensé que la autora no podría sorprenderme más, leo The iron queen y me quedo totalmente impactada a la vez que gratamente sorprendida, ya que este libro, en mi opinión, supera con creces a sus predecesores, que ya de por si eran maravillosos.

En The iron queen, nuestra protagonista Meghan se encuentra en el mundo mortal, tras ser desterrada junto con el príncipe de invierno, Ash, ya que se aman con locura y no piensan separarse, para desgracia de sus padres, que consideran que su amor es imposible, pues Verano e Invierno nunca deben unirse.
Cuando Meghan se dirige a ver a su madre y su hermano, es atacada por duendes de hierro, por lo que se da cuenta que si se acerca a su familia mortal la pondrá en peligro y sólo le queda recurrir a Lea, la reina exiliada, para que les de cobijo y, de paso, recuperar algo que siempre le ha pertenecido.
Tras unos días, aparece Puck en sus vidas, tras ser exiliado también por el rey Oberón ya que nuestro Puck adora a Meghan y no piensa dejarla sola. Como si los problemas de nuestros amigos no fueran pocos, las cortes de Invierno y Verano se unen en una guerra que ya en The iron daughter comenzó, se trata de la guerra contra el falso rey de hierro que pretende destruir el Nuncajamás. De esta manera, Oberón y Mab le ofrecen un trato a Meghan, tan peligroso como beneficioso que supondrá un gran desafío que no sólo pondrá en riesgo su vida sino, si fracasa, la de todo el país de las hadas.
¿Logrará Meghan su cometido o por el contrario fracasará?¿Quien es el falso rey de hierro? y, lo que es más importante,¿Cual es su perverso plan?
  
Como he dicho al inicio de la reseña, cuando creí que la saga no podía mejor y había alcanzado el punto máximo, la autora nos sorprende con una historia completamente nueva y reveladora, con una fuerza indescriptible y una evolución importante de los personajes, a los cuales hemos visto crecer a lo largo de estos libros. No tengo palabras que puedan expresar lo mucho que he disfrutado de su lectura, y además, lo muchísimo que me ha enganchado desde la primera página.
Hablando de los personajes, nuestra protagonista, Meghan, ha cambiado sobremanera y se ha notado una evolución importante desde The iron king a este libro, empezando porque es una chica que se enfrenta a todo, con gran poder de decisión y que no teme enfrentarse a lo que sea, además de tomar decisiones terriblemente maduras impropias de una chica de apenas 17 años. Meghan ha evolucionado muchísimo y se ha convertido en una mujer capaz de dirigir un imperio, fría y calculadora, pero también muy sensible y dulce, por lo que empatizaremos con ella desde el primer momento.
Ash, nuestra siempre frío príncipe, se ha vuelto muy pasional y sincero, además de dulce y sensible, ha cambiado considerablemente desde que por fin se reveló contra su malvada madre, por lo que por fin, puede dar a demostrar todo el amor que siente. Aún así, sigue siendo valiente y decidido, dispuesto a dar la vida por la chica a la que ama incluso a riesgo de su propia vida.
En esta ocasión, no le he encontrado ningún punto negativo a la historia, ya que desde que comienza hasta que termina es sencillamente perfecta.
Otra cosa a destacar de esta maravillosa historia, es que en ningún momento es predecible, nos encontraremos giros en la trama totalmente imprevistos y que nos dejarán anodados, lo que es muy de agradecer pues nos mantiene enganchados a su lectura y nunca sabremos que esperarnos.
Comenzamos con una pequeña batalla o más bien un aviso, desde ese momento todos los sucesos son freneticos y en ningún momento aburridos, nuestros protagonista, no sólo van de aventura en aventura, sino que Meghan intentará aprender mucho más de si misma y dominar los poderes que hasta ahora permanecían ocultos en su interior. Ash por su parte, se convierte en el caballero andante de Meghan y Puck sigue sorprendiéndonos como siempre. La acción está asegurada, los momentos divertidos a la orden del día y como sino fuera poco, nos encontraremos descubriendo cosas verdaderamente sorprendes, y el pequeño fallo que le encontré a The iron daughter, se ve subsanado de una forma increíble, y es que la relación de Ash y Meghan es  maravillosa y aunque tiene sus altibajos lo cierto es que disfrutaremos con ellos y nos emocionaremos a cada momento.
Una misión imposible, un pasión desbordada, aventura y misterio es lo que nos espera en esta maravillosa y fascinante continuación de saga que, además, nos prepara para un final más que alucinante y que nos dejará a todos de una piedra, pues será un digno broche de oro para esta maravillosa y mágica tetralogía.

La pluma de la autora es maravillosa, como la historia, está llena de magia y matices tan sensibles como directos, por lo que aunque es una historia de lo más sencilla y sin complicaciones, la autora escribe con una delicadeza y unos toques tan especiales que nos sumerge de lleno en la historia, además de eso, en muchas ocasiones nos recuerda que ha pasado en la historia anterior por lo que no perderemos el hilo en ningún caso, si las dos primeras partes de The iron fey eran adictivas, The iron queen es completamente obsesiva, hasta el punto que no podremos dejar el libro un minuto, sino que cada vez querremos leer más y más.
Por otra parte, el ritmo, como no podía ser menos, es muy ágil y, lo que es más importante, constante, pese al vaivén de sensaciones y a la continúa acción que predomina en la trama, el ritmo se mantiene lineal y no varía en ningún momento, haciendo a su vez que nuestra lectura sea muy amena, pues además posee abundantes diálogos y los capítulos no son excesivamente largos. Además, la historia se divide en tres partes bien marcadas, a cada cual mejor, con sus muchos y buenos atributos que no desearemos terminar de conocer.
La narración, típico en esta saga también, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Meghan lo que siempre es un acierto pues conocemos la historia y los hechos de primera mano y sirve para comprenderla mejor.

La edición es preciosa, está llena de grabados y motivos, en su interior todo son símbolos muy a juego con los de la portada, por lo que toda la edición es sencillamente un sueño, al igual que sus predecesoras. De igual forma y, como siempre, os dejaré otra para que podáis ver y comparar.

En conclusión, The iron queen es un libro indescriptible, una historia mágica llena de amor, aventuras e intriga, que destaca, además, por su gran fuerza y por los giros de la historia que, sin duda, nos prepara para un cierre de saga más que alucinante y que además, es una de mis sagas favoritas.



SIMPLEMENTE MÁGICO