lunes, 29 de julio de 2013

Reseña Sólo un día

SÓLO UN DÍA

Título original: Just One Day
Autor:  Gayle Forman
Editorial: B
Páginas: 344
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788415579557
Saga: Sólo un día(1/2)
Precio: 16 €

Muchas gracias a EDICIONES B por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Cuando la seria y super responsable Allyson encuentra por primera vez a Willem, un actor holandés de lo más informal, en el montaje de Noche de epifanía, entre los dos surge una chispa. De modo que, cuando el destino los reúne de nuevo, Allyson toma una decisión impulsiva y se arriesga a seguir a Willem a París. Tras solo un día juntos, la chispa se ha convertido en llama... hasta que Allyson despierta para descubrir que el hombre a quien tanto ama se ha marchado sin dejar rastro. El cambio radical que sufre su vida en un solo día se convierte en un año de auto-descubrimiento. Allyson se embarca en un viaje para liberarse de una existencia llena de límites y descubrir sus verdaderas pasiones, e incluso el verdadero amor.

OPINIÓN PERSONAL:

Tratándose de un libro de Gayle Forman, no podía menos que leerlo, pues su otra bilogía, me ha fascinado, me ha enamorado su forma tan maravillosa de escribir y las historias tan delicadas que crea. Debido a esto, estaba deseando leer este libro y, la verdad, tenía las expectativas muy altas puestas en él. Tras terminarlo, puedo decir, que me ha dejado encantada y, aunque hubo algo que en cierta forma me produjo confusión, también es verdad que toda la historia está llena de sensibilidad y magia.

Resumen personal...
Sólo un día nos cuenta la historia de Allyson, una chica de dieciocho años que tras terminar el instituto y antes de ir a la universidad decide apuntarse a un Tour adolescente, un recorrido por ciertas ciudades europeas que hará junto a su amiga Melanie. Cuando este tour está terminando, Allyson conoce a un actor, se llama Willem y rápidamente se siente atraída por él. Willem le propone un viaje de un día a París, vivir al límite, pues nuestra protagonista es una chica muy responsable y pasiva, contrariamente a sus principios, decide aceptar. Una vez en París, pasan momentos inolvidables, pero algo ocurre que cambia a nuestra protagonista, convirtiéndose este viaje en un antes y después en su vida.
Fin resumen.

Cuando comenzamos a leer este libro, nos damos cuenta de la sensibilidad con que está escrito, es una historia con muchísimo matices que iré comentando según avance en esta reseña, pero también es verdad que un aspecto me ha dejado un poco desorientada y en esa parte si me esperaba más.
Sólo un día es un libro que, sin duda, contiene una historia muy simple, pero a la vez está llena de sentimientos encontrados, de superación y de grandes momentos acompañados de unos lugares increíbles.
Tengo que decir que la protagonista, en parte, me ha encantado, pero en otra parte me ha resultado un poco extraña. Es cierto que este personaje está creado con maestría, primeramente, porque es una chica muy sencilla, pero también cerrada en sí misma, responsable y muy conformista, aprendemos a querer estos aspectos de ella que destacan por ser una chica muy simple, pero todo cambia cuando conoce a Willem, en ese momento deja al lado el ser responsable para convertirse en alguien totalmente descontrolado, si bien es cierto que es el punto fuerte y la base de la historia, también es verdad que una chica que cambia de forma tan radical de forma de ser, dará al lector mucho que pensar. Aún así, aprendemos a quererla, la admiramos y sufrimos con ella.
Con respecto a Willem, es un personaje principal que se torna secundario, y aunque la historia gira a su alrededor, lo cierto es que sus apariciones son más bien escasas, aún así, la primera vez que entra en escena, personalmente, he sentido malas vibraciones, no me ha dado confianza y no he sentido que fuera un buen personaje, también puede ser verdad, que esté creado así por la sencilla razón de que el segundo libro de esta bilogía está contado por él, por lo que no llegamos a conocerlo del todo, pero también es verdad que cuesta, para mi, empatizar con él y, por el contrario, sentiremos una gran desconfianza.
Terminando con los personajes, me gustaría seguir comentando la historia, que la autora es una maravilla, no cabe duda, que la trama de la historia es sencilla pero muy original también, pero es que además, conectamos rápidamente con ella, es de este tipo de historias que marcan y dejan huella en el lector, sobretodo, por el aprendizaje que supone y porque invita a la reflexión de muchos otros temas.
Además, es increíble como en una historia tan sumamente sencilla, romántica y de superación, aparecen tantas descripciones de muchísimos lugares de Europa, entre los que destaca Londres, París, Croacia, Holanda...Un recorrido por ciertas lugares europeos nos transporta de lleno a otros mundos y nos hará desear visitarlos.
Como he comentado al inicio de la reseña, hubo una parte que no me terminó de convencer, se trata del final, me ha dejado completamente desconcertada y con bastantes preguntas que, me imagino, se solventarán en el siguiente libro, la historia contada por el protagonista masculino, Willem.
Sólo un día es una historia juvenil romántica, pero dentro de este género, se esconde una historia con muchísimo sentimiento e intensa, una historia en donde aprendemos que uno no se puede rendir y debe luchar por lo que más quiere.

La pluma de Gayle, como vengo diciendo, es una auténtica delicia, lo cierto es que cualquier libro de esta autora lo es, por lo que no me cansaré de recomendar. Gayle escribe de forma sencilla pero con sensibilidad y elegancia, es una verdadera maravilla leer un libro de ella, pues pese a que tiene casi 400 páginas, lo cierto es que se lee en un suspiro y se disfruta cada página, pues además crea una adicción impresionante. Con esta pluma tan fantástica no es de extrañar que Gayle, la autora, sea bastante reconocida y querida por los lectores.
El ritmo, además, es muy ágil y constante, como he dicho se lee en un suspiro pese a que está repleto de descripciones de lugares maravillosos, pero también abundan los diálogos y los capítulos no son excesivamente largos, todo ello favoreciendo a una lectura amena y rápida.
La narración, además, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Allyson, nuestra protagonista, otro gran acierto por parte de la autora pues ayuda a comprender mucho mejor la historia y a introducir al lector de lleno en ella.

La edición es preciosa, muy fiel a alguna de las originales, es sencilla y elegante, tiene un aire de ensueño que nos maravilla. De igual forma os dejaré otra más para que podáis ver y comparar, aunque tengo que destacar que esta de la derecha me fascina.

En conclusión, Sólo un día es un libro romántico, pero también cargado de otros muchos sentimientos, además de ser una historia muy reflexiva y profunda, llena de descripciones de lugares fantásticos que, sin duda, conserva el mismo aire maravilloso que todas las obras de la autora. Es el primer libro de la bilogía, Sólo un día, que continúa con Sólo un año, la historia contada desde el punto de vista de Willem, el protagonista masculino.


CASI MÁGICO