lunes, 11 de noviembre de 2013

Reseña Mestiza(Incluye Daimon)


MESTIZA(Incluye Daimon)

Título: Mestiza
Autor:  Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Páginas: 291
Encuadernación: Tapa blanda 
ISBN: 9788493940300
Saga: Covenant(1/-)
Precio: 17.90 

SINOPSIS:

Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales, y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio los hijos de Hematois y mortales, no. Los mestizos solo tienen dos opciones: ser entrenados para ser centinelas, cazando y matando Daimons o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque puede terminar en los barrios bajos de todas formas.
Hay reglas muy estrictas que los estudiantes de Covenant deben seguir. Alex tiene problemas con todas ellas, pero especialmente con la regla número 1.
"Las relaciones entre sangre pura y mestizos están prohibidas."
Por desgracia, Alex se siente atraída por Aiden, un sangre pura irresistible. Pero enamorarse de Aiden no es su mayor problema – mantenerse viva lo suficiente para graduarse en el Covenant y llegar a ser centinela si lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentara a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador. Y eso, no es nada bueno.

OPINIÓN PERSONAL:

Primeros dos libros, precuela y libro, de la saga Covenant, la cual estaba deseando leer pues la verdad es que esta autora, Jennifer L. Armentrout, es de mis favoritas y ahora que Kiwi ha editado de nuevo los primeros libros de la saga, he decidido empezarla. Tras terminarlos, puedo decir, que me ha dejado increíblemente fascinada y que estoy deseando leer su continuación, Puro.

Resumen personal...
Nuestra historia comienza con Daimon, nuestra protagonista se encuentra escondiéndose de los de su especie por algo que no logra saber, pero desde hace tres años, tanto ella, Alexandria, de diecisiete años, como su madre, Rachelle, se encuentran huyendo de la isla donde viven los covenant, descendientes de los dioses que se dividen en dos grupos, puros y mestizos(humano+puro). Un día, cuando Alex, tras una cita con un chico de su escuela, se encuentra con daimons quien la atacan pero ella se defiende bien, aunque lamentablemente su madre no corre la misma suerte, por lo que decide dejarla allí y huir hacia el único lugar en el que puede estar segura, Covenant.
En Mestiza, nuestra protagonista Alex, se encuentra en un estado totalmente desesperado por lo sucedido a su madre por lo que se dedica a dar caza a los daimons que encuentra, más bien pocos, cuando es interceptada por Aidan, un centinela pura sangre enviado por el consejo y el decano de los Covenant para asegurarse que llega sana y salva a la isla donde viven.
Cuando Alex se encuentra con el decano estos pactan que podrá reincorporarse a las clases cuando empiecen si consigue recuperar los tres años perdidos y para eso se ofrece Aiden a entrenarla, pues lo que más desea Alex es ser un centinela como él.
El tiempo va pasando, los entrenamientos son cada vez más duros y la atracción que siente por Aiden va cada vez más en aumento, cuando se descubren dos terribles verdades que harán tambalear los cimientos de todo en lo que nuestra protagonista creía, además de resultar una sorprendente revelación para todos los Covenants.
Fin resumen.

Desde el primer momento la historia crea una grandísima adicción por el tema fantástico que trata que de no ser original, la verdad es que la terminología si lo es y, aún así, la historia es fabulosa.
Daimon sirve para que nos introduzcamos en la misma y conozcamos perfectamente lo que la autora crea en este nuevo mundo, estoy segura, que nos costaría más seguir la historia sin esta pequeña pero intensa introducción que sirve para centrarnos muchísimo más.
Cuando comencé Daimon supe que me gustaría muchísimo la historia, porque si en unas pocas páginas pudo conseguir engancharme tanto, que no haría unas 300 que es las que conforman Mestiza.
Hablando de los personajes, me encanta Alex, es una rebelde sin causa, si le dicen vete ella se quede, nunca está conforme con nada y le cuesta acatar las ordenes que se le dan, lo que es muy complejo pues quiere ser un centinela y estos deben seguir a raja tabla las normas. Es una protagonista con la que llegaremos a empatizar profundamente pues es valiente, decidida y muy segura de su misma, no le tema a nada y la gran atracción que surge con Aiden pondrá la guinda a una historia maravillosa.
Que decir de Aidan, el típico protagonista dulce pero fuerte, antepone deber a querer pese a que adora a Alex y es sumamente cariñoso con ella, no es de extrañar que con esta clase de características terminemos perdidamente enamoradas de él.
Desde que comenzamos la lectura de Mestiza, nos sumergimos de lleno en una historia que está conformada principalmente por descubrimientos, pues aunque si tiene muchísima acción, en especial en la parte final, desde el principio del libro hasta más o menos la mitad, nos encontraremos con una historia que sólo se verá alterado por estos hechos mencionados anteriormente.
Aunque en Mestiza intuiremos más o menos lo que puede ir pasando, en general, no es una historia para nada predecible, en especial, por las cosas que a lo largo de toda la misma se van descubriendo y nos van dejando en verdadero shock.
Esto mundo de descendientes de dioses, mestizos y daimon(puros convertidos al mal)es fascinante y siempre querremos aprender más y más de ellos pues es un tema que, personalmente, me parece verdaderamente fascinante.
La historia es maravillosa y fascinante pues posee, amor, acción, situaciones comprometidas y grandes revelaciones que continuarán en el siguiente libro de la saga Covenant, llamado Puro.

La pluma de Jennifer es una maravilla, lo cierto es que ya había leído alguna otra obra de esta misma escritora y me conquistó ya en su momento con esta forma tan sencilla y dulce que tiene de escribir y además esa fuerza y esa sensibilidad que imprima en todas y cada una de las mismas, por lo que leer algo de esta autora, es un éxito asegurado.
Por otro lado, el ritmo, como no podía ser de otra forma,es ágil y constante, pese a ser introductorio en las primera parte del libro, se mantiene de lo más lineal y no decaerá en ningún momento, lo que es muy de agradecer debido a la montaña rusa de sensaciones que sentiremos con este libro, todo esto unido a la abundancia de diálogos y a que los capítulos no son excesivamente cortos ni largos, hace que su lectura sea además de amena, muy fácil de disfrutar.
La narración, por otra parte, está hecha en primera persona por parte de la protagonista femenina, Alex, lo que además, ayuda muchísimo a la historia pues la conocemos de primera mano y sirve que nos introducimos más en ella, a la par que nos resulta más sencilla de comprender.

La edición es preciosa, sencilla y elegante, me parece sumamente acertada además de ser muy fiel a la original.

En conclusión, Daimon y Mestiza son dos libros que bien podían ser uno, con una historia maravillosa en donde destacan la originalidad de este mundo y los sentimientos, así como una acción, en especial hacia el final, increíblemente trepidante.

 

ROZANDO LA MAGIA