martes, 18 de marzo de 2014

Reseña Reconexión

RECONEXIÓN

Título original: Unwholly
Autor:  Neal Shusterman
Editorial: Anaya
Páginas: 488
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788467842012
Saga: Desconexión(2/3)
Precio: 17.95 €

Muchas gracias a ANAYA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:

Gracias a Connor, Lev y Risa, y a las repercusiones de su revuelta en la Cosechadora de Happy Jack, la población ya no puede seguir mirando para otro lado. Tal vez la desconexión sirva para librar a la sociedad de jóvenes problemáticos y, al mismo tiempo, para surtirla de órganos muy necesarios para los trasplantes, pero su inmoralidad ha saltado por fin a la palestra.

OPINIÓN PERSONAL:

Segundo libro de la trilogía Desconexión de Neal Shusterman y la verdad estaba deseando leerlo pues su primera parte me gustó mucho y esperaba que este superara con creces a su predecesora tratándose además de un libro de este autor el cual me encanta como escribe. Tras terminarlo, puedo decir, que me ha resultado una lectura prácticamente imposible, lo he terminado de milagro y, sinceramente,me ha decepcionado muchísimo. Todo esto lo iré explicando a medida que avancemos en la reseña y, como no, dando mis razones para opinar de este modo.

Resumen personal...
En Reconexión nos volvemos a sumergir en este mundo distópico en el cual los padres puede decidir desconectar a sus hijos y, de este modo, donar sus órganos y distintas partes para otros seres.
En este mundo, vive nuestro protagonista Connor, un chico que logró escaparse de este lugar y se ha convertido en un personaje a imitar a la par que muy famoso y junto con otros como él, se dedican a salvar a jóvenes de este horrible proceso y refugiarlos en el llamado Cementerio, un lugar donde se encuentran restos de aviones y donde viven todos los refugiados.
Con estos refugiados se encuentra Risa, una chica paralítica la cual sigue en este estado por no aceptar el trasplante de médula. Risa será fundamental en el desarrollo de los acontecimientos de la historia.
Junto a la historia de Connor, se suceden las de Lev, nuestro chico diezmo, el cual se ha librado de esto y se ha convertido en aplaudidor, seres que con aplaudir logran crear una gran explosión. Este chico se dedica a salvar a otros como él.
Un nuevo poder se emerge muy fuerte y ha logrado lo que parecía imposible, de varios desconectables han creado un ser superior y será crucial en toda la historia, junto con otras que se irá sucediendo paralelamente y que acabarán uniéndose y relacionándose de alguna manera.
Fin resumen.


Cuando comencé la historia la verdad es que prometía muchísimo, pues empezó de forma bastante fuerte y muy peculiar, además, el autor ha creado una especie de diccionario en el prólogo para que en ningún momento nos perdamos pero, lamentablemente, aunque en los términos sea relativamente fácil seguir, también es verdad que la historia, en general, es caótica y de toda ella se salvan dos o tres cosas elegidas muy minuciosamente pues, la verdad, es que toda es un auténtico desastre, en lo que a mi opinión se refiere.
No voy a nombrar a los protagonistas puesto que en esta historia son muchísimos, cuando en la primera obra se centraba en Connor, Lev y Risa, en esta, no sólo están estos tres, sino otros muchos y la perspectiva no sólo de más de seis personajes, sino también de muchos términos nuevos y explicaciones que se irán dando a medida que avanzamos en el lectura y que, para mi, sólo han servido para liar al lector más.
La verdad es que lo que tengo que reconocer es que el mundo creado por Shusterman, en esta ocasión, es sumamente original y muy bien pensando pero mal desarrollado. Cuando en el primer libro nos encontrábamos con una historia coherente, bien hilada y la información se nos va dando poco a poco, en Reconexión se nos presenta un exceso de información que hará que al lector le cueste muchísimo avanzar en la lectura.
Como bien he dicho, la idea de esta distopía es muy buena, en Reconexión se supera al crear al personaje de Cam, que el lector irá descubriendo, pero por otra parte tiene tanto exceso de información, tan mal dada y de forma tan sumamente desordenada y, porque no decirlo, imprudente, por el hecho de que aún no hayamos procesado una para encontrarnos con otra...
Otra cosa a destacar es que durante la lectura nos sentiremos que no avanzamos, es tan pesada, tan falta de emoción y sensaciones fuertes, tanta falta de acción y momentos de gran suspense e intriga que se convertirá en una historia sosa, vacía y, de nuevo, sin ningún tipo de coherencia.
Estoy segura que de haber planteado la historia desde los tres puntos de vista de Desconexión, la lectura sería muchísimo mejor, más fácil y sencilla, pues me parece que el ponerse en el punto de vista de varios personajes, más de seis, la confusión, el agobio y la falta de compresión se harán presentes en la historia.
Lo único que, para mi, se salva de todo el libro ha sido la historia de Connor y Risa, así como la de Cam, las cuales me han parecido las mejores con diferencia dentro de esta historia tan pasiva y anodina. 
Reconexión es una historia que me ha decepcionado, me ha sentado sumamente mal su lectura y me ha dejado con muy pocas ganas, más bien ninguna, de continuar con esta saga la cual empezó sumamente bien y ha decaído en picado con este libro.

Cuando en libros anteriores, la pluma de Neal, el autor, era sumamente sencilla y fresca, en esta ocasión es todo lo contrario, se ha vuelto muy compleja al igual que la historia y, para mi, muy complicada de leer, otro punto por lo que no he podido disfrutar el libro y es que, por primera vez con este autor, no me ha transmitido absolutamente nada y me he sentido incómoda leyéndolo.
El ritmo, además, es muy lento y se mantiene así durante toda la historia, el exceso de información, la poca coherencia de los acontecimientos y la pluma del autor no hacen sino conseguir que la lectura sea sumamente densa.
La narración, como he dicho, está hecha desde tantos puntos de vista que no recuerdo y es tan sumamente confuso que me ha resultado cada vez más difícil de leerlo.

La edición, en general, me ha gustado pero el hombre ese con una especie de puzle sobraba en la portada y la verdad es que la edición sería muchísimo más bonita si se le sacara esto.


En conclusión, Desconexión es una obra que parte de una idea genial y una buena base pero que terminar por resultar decepcionante, en lo que ha mi respecta, posee un exceso de información, incoherencia en los hechos y tantos narradores que hace que sea completamente caótica. Me pareció, además, muy difícil de leer, de seguir y, en general, de comprender, en lo que a mi opinión se refiere.


REGULAR