viernes, 17 de abril de 2015

Reseña Un final para Rachel

UN FINAL PARA RACHEL

Título original: Me and Earl and The Dying Girl
Autor: Jesse Andrews
Editorial: Nube de Tinta
Páginas: 288
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788415594567
Saga: -
Precio: 16.95 €

Muchas gracias a NUBE DE TINTA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Greg Gaines tiene diecisiete años, un aspecto que deja mucho que desear y una coraza con la que se protege del mundo. Lo que mejor define su personalidad es una mirada autocrítica y una actitud sarcástica hacia los demás. Su único amigo es Earl Jackson, un chico bastante desabrido, malhablado y con una situación familiar difícil. Los jóvenes nihilistas comparten una pasión por los videojuegos y, sobre todo, por el cine y dedican gran parte de sus tiempo libre a hacer remakes de su películas favoritas. Todo cambia en la vida de Greg cuando su madre le obliga a visitar a Rachel, una chica con leucemia con la que el muchacho tiene un pasado común.

OPINIÓN PERSONAL:
Un final para Rachel es una historia que estaba deseando leer mucho antes de saber que la gran editorial Nube de tinta nos la traería a España y es que, por otra parte, cualquier libro de dicha editorial es un acierto seguro y una lectura muy especial. Con una sinopsis llena de realidad y muy profunda, Un final para Rachel nos prometía una historia llena de sentimientos y, por este motivo, en cuanto me llegó decidí ponerme con él. Tras terminarlo, puedo decir que me ha parecido una historia muy especial y, a la vez, pese a la dura realidad que nos narra también es cierto que tiene un punto muy original aunque, por otra parte, hubo ciertos elementos que no me terminaron de convencer.

Un final para Rachel es una historia sumamente sencilla, muy fácil de seguir y llena de peculiaridades que, sin duda, comienzan por unos personajes tan especiales y únicos como pocos, en especial, nuestro protagonista, Greg, el cual tiene una forma de ser tan auténtica y real, llena de desenfado que me ha parecido increíble. Su forma de ver la vida, su forma de tratar ciertos temas es muy particular y eso es lo que lo hace tan único, tiene un corazón bondadoso y es un joven que, pese a su juventud, vivirá ciertos momentos que, si bien son duros, la verdad es que le han llegado, de alguna manera, de forma inesperada todo porque se ve involucrado aunque, finalmente, será una de las mejores épocas de su vida. Creo que el autor, Jesse, ha sabido crear un personaje totalmente fascinante, que si bien tiene una forma de ser un tanto extravagante, tiene gran tendencia a conquistar el corazón de los lectores. También es verdad que los otros dos personajes principales, que si bien no alcanzan el protagonismo de Greg, también tienen gran importancia en esta obra son Rachel y Earl, cada uno aporta su granito de arena y tienen unas personalidades arrolladores, en especial, Earl que me ha sorprendido completamente y el cual, a cada momento, nos ofrecerá distintas situaciones que serán tan peculiares como la propia obra.
Continuando con el análisis de la historia y explicando el tema de la originalidad, debo decir que durante toda la lectura de Un final para Rachel nos encontramos con que es una obra con muchos momentos divertidos, me ha parecido que, pese a el tema tan duro que será uno de los ejes fundamentales de la historia y que se toca a lo largo de ella, como es la enfermedad, lo cierto es que nos ofrece una visión del mismo muy particular porque si es verdad que esta historia tiene ciertos momentos tristes, pero también tiene muchos divertidos y es que los diálogos chispeantes entre Greg y Earl amenizarán la historia de una manera fascinante y nos reportarán una lectura muy especial. También es verdad que, por otra parte, Un final para Rachel es una historia cargada de sentimientos, no sólo por las situaciones que se dan, sino también por todo lo que se nos irá contando y narrando a lo largo de la misma y, si bien es cierto que no posee giros de trama, ni acción ni aventura, también es verdad que viene suplido por otros muchos y buenos ingredientes. Otra de las peculiaridades de la historia es que la forma de estar narrada la misma es en forma de libro, Greg lo escribe contando su vida de tal manera que nos irá narrando en segunda forma del plural y, a la vez, alterna este hecho con ciertas listas que hará de experiencias de su vida que, sin duda, también son sumamente especiales y le aporta un toque mucho más original a la obra. Esto, junto con otro tipo distintos de diálogos, se nos irán narrando como si de una película se tratara, pues hay que recordar que nuestro Greg quiere ser directo y eso hace que el libro se vuelva completamente especial y esto hace que la lectura sea sumamente amena y, como no, rápida. Hasta aquí las partes positivas de la historia, lo cierto es que, también tengo que decir, que aunque me ha gustado mucho el personaje de Greg, como se expresa y narra, no he podido terminar de conectar con él y eso, como siempre digo, imposibilita, de alguna manera, el poder terminar de disfrutar de la obra. También es verdad que aunque me ha parecido sumamente original la historia creo que, sin duda, ciertos temas deberían tratarse de otra manera y, debido a esto, la lectura de Un final para Rachel me ha parecido sumamente extraña. Esto no hace, por otra parte, que esta historia no sea buena, sino que es muy buena y, como digo, recomendada para los que quieran cambiar de género literario.

La pluma de Jesse, el autor, es muy sencilla y fresca, escribe de manera tan simple que se sigue muy fácilmente y, a la vez, tiene un toque sarcástico, cómico pero siempre dramático que se ve totalmente reflejado en la obra.
El ritmo, como he comentando, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y eso viene favorecido por la forma tan original de estar narrada. Todo ello nos lleva a una lectura sumamente rápida y amena.
La narración, por otra parte, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Greg que, a su vez, narra esta historia al más puro estilo libro lo que hace que el lector comprenda mucho mejor la historia y, a la vez, de alguna manera, sea una narración más directa.

La edición, en su interior, es muy sencilla pero, con respecto a la portada, muy fiel a la original me parece divertida y muy original.

En conclusión, Un final para Rachel es, ante todo, una historia muy buena y original, una obra que, pese al tema tan profundo y duro que trata, destaca por los diálogos chispeantes, llenos de sarcasmo y las situaciones divertidas aunque si es verdad que tiene un gran toque dramático. Con una narración de lo más especial y la pluma de un autor tan sencilla como fresca y llena de peculiaridades, Un final para Rachel es una historia que me ha parecido totalmente distinta y una buena lectura para cambiar de los temas a los que estamos acostumbrados.

 

MUY BUENO