martes, 9 de junio de 2015

Reseña Naturaleza Fría

NATURALEZA FRÍA

Título Original: A Cold Legacy
Autor:  Megan Shepherd
Editorial: RBA Molino
Páginas: 384
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788427209367
Saga: The Madman's Daughter(3/3)
Precio: 17 €

A LA VENTA EL 11 DE JUNIO DE 2015

Muchas gracias a RBA MOLINO por el ejemplar.

SINOPSIS:
Huyendo del caos que han sembrado en Londres, Juliet, Montgomery, Lucy y Edward se refugian en la alejada casa de Elizabeth von Stein, la amiga y benefactora de Juliet. Sin embargo, las tinieblas se ciernen de nuevo sobre la hija del doctor Moreau y Juliet descubrirá que su presencia en esa extraña mansión de los páramos escoceses no obedece a la buena voluntad de la enigmática Elizabeth, sino a un oscuro designio: convertirse en la heredera del legado de Victor Frankenstein y proseguir los experimentos científicos que se llevan a cabo en ese caserón con fama de maldito. 

OPINIÓN PERSONAL:
Tercer libro de la maravillosa trilogía The madman's daughter y lo cierto es que estaba deseando leerlo pues sus dos primeras partes me encantaron y me parecieron sumamente originales además de que, desde mi punto de vista, es una trilogía que ha ido en aumento enamorando cada vez más a medida que avanzamos en ella. Tras terminar Naturaleza fría, puedo decir que es una historia increíble, está muy a la altura de las anteriores y lo cierto es que la he disfrutado muchísimo por lo que se nos ofrece en esta historia y, lo que es más importante, por sumergirnos en un mundo completamente mágico y oscuro. También es verdad que hubo un pequeño elemento que no me terminó de convencer pero, sacando este punto, es una obra que me ha parecido fascinante.

Tras la introducción a la reseña, lo primero que tengo que decir de Naturaleza fría es que es una historia que, independientemente del tiempo que haya pasado desde que leímos a su predecesora, no costará nada conectar con esta y, diciendo más, introducirse en la trama completamente con apenas unas páginas. También es cierto que, al inicio del libro, de la mano de la protagonista, se nos irán haciendo pequeños recordatorios de lo sucedido anteriormente que nos ponen en antecedentes y sientan las bases para esta obra la cual, está tan bien creada y los hechos que se irán sucediendo son tan magníficos que, sin duda, nos dejarán sin palabras. Esto lo digo porque, desde el primer libro, la autora, Megan, nos sumerge en un mundo completamente maravilloso, una mezcla de paranormal y realidad en el Londres victoriano que, de alguna manera, no dejará de sorprendernos al poder conocerlo más profundamente de la mano de las grandes descripciones que se nos irán haciendo del lugar, en especial, en este libro ya que en unas pocas páginas, nuestros protagonistas se encuentran viajando y, aunque hacen noche en una posada, todo el halo que envuelve el lugar, objetos o personas que forman parte de él, desprenden magia. Esta también es debido a que la autora ha sabido crear a partir de la historia del Dr. Moreau, una obra increíble, una historia que nos cautivará de principio a fin por todo lo que nos ofrece y la mezcla tan maravillosa entre realidad y fantasía que se entrelazan de una manera única y auténtica. Como vengo anticipando, Naturaleza fría es una historia que, desde el primer momento, no se anda con rodeos y nos sumerge en un aventura trepidante, una aventura por la supervivencia a la par que todos y cada uno de los personajes tienen una lucha interna con sus propios demonios, de ahí también mezcla de realidad con fantasía al ofrecernos una trama cargada de emociones, tanto buenas, como malas ya que el halo de oscuridad que envuelve toda la historia se hace cada vez más fuerte logrando estremecernos y sobrecogernos cuanto más nos adentramos en la historia por las descripciones detalladas de lo que está sucediendo. También es cierto que tiene ciertos momentos de más acción y peligro que nos reportará un ritmo trepidante y lleno de situaciones límites que nos hará disfrutar continuamente de la historia pues Naturaleza fría no da tregua al lector al ofrecernos una obra con mil aventuras distintas. Por otro lado, nos encontramos con que la trama de esta obra está cargada de giros, al no saber, en ningún momento, que es lo que va a suceder, el factor sorpresa estará muy presente y ello hará que el lector esté continuamente alerta. Hablando de los sentimientos positivos se trata de que Naturaleza fría posee un leve pero muy bonito toque romántico que, si bien queda relegado a segundo plano por todo lo que irá sucediendo, creo que le aporta un sentimiento muy especial y dulce.
Comentando acerca de Juliet, nuestra protagonista, me ha sorprendido muy gratamente en este libro pues ha evolucionado, tanto a nivel personal como profesional y será un auténtico placer leer acerca de sus hazañas y disfrutar de una joven mucho más madura e inteligente que el lector irá descubriendo poco a poco a lo largo de la lectura de Naturaleza fría.
Ahora bien, la única parte negativa que le he encontrado ha sido una pequeña parte del final, inesperada como toda la historia, que me ha dejado triste por lo que puede decir que esta historia tiene un final agridulce que, sin duda, me hubiera gustado que no se produjeran de esa manera los sucesos aunque, siendo sincera, puedo llegar a entenderlo y, una vez más, alabar a la autora por jugar con las emociones de los lectores y sorprendernos con una historia increíble.

La pluma de la autora, Megan, en esta ocasión, me ha parecido magnífica, escribe de una manera sencilla y con un toque terriblemente oscuro que logrará ponernos los pelos como escarpias pero, además, es una autora que escribe con elegancia y un estilo vintage que me parece perfecto y muy adecuado a la obra. 
Por su parte, el ritmo, es muy ágil y constante, pese a sus más de 300 páginas lo leeremos en un suspiro y de forma muy amena y rápida, tras todo lo mentado anteriormente no podía menos que ser así. 
La narración, además, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Juliet, nuestra protagonista, otro grandísimo acierto por parte de la autora pues siempre se logra conectar mucho más con la historia y, a la vez, comprenderla mejor.

La edición, en su interior, es muy sencilla y elegante, al igual que la portada que me ha parecido mágica y llena de encanto, es totalmente preciosa y muy adecuada a lo que la trama nos cuenta.

En conclusión, Naturaleza fría es una historia mágica, una obra muy original en donde la aventura y los peligros están aseguradas pero, por encima de todo, es una mezcla perfecta entre realidad y fantasía de tal manera que, con las grandes descripciones, nos sumergiremos de ello en el Londres victoriano y, por supuesto, este nos enamorará por completo. Con una protagonista que ha evolucionado favorablemente y, pese a su juventud, es muy madura e inteligente, Naturaleza fría es una historia que está rodeada por un halo oscuro y tenebroso así como pos distintos sentimientos que nos sobrecogerán y formaran parte activa de la misma. Para mí, sólo decae por un pequeño detalle del final que, siendo inesperado, también nos dejará, de alguna manera, un sabor agridulce al terminar el libro.


CASI MÁGICO