miércoles, 15 de julio de 2015

Reseña La isla de los perdidos

LA ISLA DE LOS PERDIDOS

Título Original: The Isle of the Lost
Autor:  Melissa de la Cruz
Editorial: Destino
Páginas: 320
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788499516929
Saga: Los descendientes(1/-)
Precio: 14.95 €

Muchas gracias a DESTINO por el envío.

SINOPSIS:
Hace veinte años, todos los villanos de los cuentos de hadas fueron expulsados del Reino de Auradon y confinados en la Isla de los Perdidos, un lugar triste y sombrío del cual es imposible escapar. Despojados de sus poderes mágicos, los villanos viven aislados, olvidados por el resto del mundo. Pero escondido en la Fortaleza Prohibida está el Ojo del Dragón: la llave hacia la oscuridad total y la única esperanza para los villanos de poder escapar. Pero solo el villano más malvado, listo y cruel puede encontrarlo. ¿Quién será?

OPINIÓN PERSONAL:
Melissa de la Cruz es una autora que, desde hace mucho tiempo, me encanta, disfruta muchísimo con su forma de escribir tan fresca y elegante y, por este motivo, siempre estoy deseando leer todos y cada uno de sus libros. Otro motivo por el cual estaba deseando poder disfrutar de La isla de los perdidos es que adoro todo lo relacionado con el mundo Disney y, en esta ocasión, se nos presentaba una historia tan original y, a la vez, que de algún modo explicaba lo que sucede con los malvados de los cuentos cuando estos terminaron que, decididamente, no pude resistirme. Tras terminarlo puedo decir que es una historia fabulosa, una obra sencilla, adictiva y, como esperaba, sumamente original que, pese a tratarse de una lectura más dedicada a un público infantil y juvenil, lo cierto es que he disfrutado enormemente de ella.

Como bien acabo de comentar en la introducción a la reseña, debido al público al que mayormente está destinada esta lectura, nos encontramos con que La isla de los perdidos es una historia sumamente sencilla y muy fácil de seguir, una obra que, pese a todo, nos recordará a nuestra infancia por hacernos partícipes de ciertas partes de los cuentos de siempre, cuentos que, por otra parte, estoy segura que nos acompañaron a la mayoría de nosotros durante nuestra etapa más inocente y, además, es una maravilla poder conocer más acerca de nuestros villanos favoritos que, en aquellos momentos, eran sumamente odiados muy unas mentes completamente dulces y sensibles. Debido a esto, uno de los pilares de La isla de los perdidos es, como no podía ser menos, los personajes principales, en esta caso, los hijos de los villanos más famosos de todos los cuentos y, aunque todos tienen una gran relevancia a la hora de la historia, lo cierto es que una está por encima de todos, Mal, la hija de Maléfica, la cual es tan mala como su madre y, además, en este colegio a donde nuestros jóvenes protagonistas van aprender a ser peores, el orgullo de sus progenitores. La verdad es que no entraré en detalles acerca de ninguno pues creo que será una auténtica aventura llegar a conocerlos pero, lo que si tengo que destacar, es que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos, y sus acciones nos sorprenderán continuamente lo que, sin duda, se agradece muchísimo. De forma muy breve, aparece la otra cara de la moneda, la progenie de los príncipes y princesas de los cuentos, si bien es cierto que apenas son un par ce capítulos, me encanta el hecho de encontrarnos con otra perspectiva diferente a la que es habitual en esta historia. Siendo sincera, pese a ser un libro tan juvenil, lo cierto es que posee muchísimas y grandes descripciones de hecho o lugares de tal manera que nos regocijaremos en ellas y las disfrutaremos completamente, también es verdad que, en esta ocasión, la imaginación de la autora ha sido desorbitada al crear un mundo malo paralelo con términos nuevos y nuevos elementos que nos harán la historia muchísimo más interesante. Otro punto a tener en cuenta de La isla de los perdidos es que, aunque al principio es un poco introductorio, por el hecho de que se nos irán presentando lugares o personajes, a medida que avanzamos en su lectura nos encontraremos con una trama inesperada y en ascenso, de tal manera que comenzará una aventura que llevará a nuestros protagonistas a enfrentarse a distintos peligros lo que nos habla de momentos de acción puntuales en donde no sólo la fuerza se pondrá a prueba, sino también la inteligencia. Además, La isla de los perdidos es una historia que nos ofrecerá momentos sumamente divertidos, que nos hará reír y disfrutar como auténticos niños y que terminan por hacer que está obra sea aún más amena y dinámica, si es que esto es posible.

La pluma de Melissa, la autora, es completamente maravillosa, escribe con elegancia y muchísima sencillez pero, lo que me ha cautivado en esta ocasión es que escribe de manera tan tierna e inocente que nos atrapará en sus redes desde el primer momento. Ya hace tiempo que he leído otras obras de la autora y, con esta, me ha demostrado que su forma de escribir es sumamente versátil y, sin duda, muy especial, motivo por el cual estoy deseando repetir.
El ritmo, además, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y esto viene favorecido por la abundancia de diálogos y porque los capítulos son bastante cortos lo que favorece una lectura muy amena y rápida.
La narración, además, está hecha en tercera persona desde los distintos puntos de  vista de los protagonistas pero, en especial, desde el de Mal, lo que hace que se conozca la historia muchísimo mejor y, a la vez, se conecte con ella desde el primer momento.

La edición, en su interior, está lleno de motivos y distintos dibujos muy relacionados con los libros y, en ocasiones, en algunas hojas aparecen frases míticas de los cuentos, frases que, a la vez, nos vienen dadas de manera increíble por todo el trabajo que el libro tiene en su interior. Además, con respecto a la portada, tengo que decir que es preciosa, muy original y también acorde con al historia, creo que tiene una edición totalmente mágica.

En conclusión, La isla de los perdidos es una historia preciosa, una obra original y llena de aventura con unos personajes increíbles que, sin duda, nos reportará una lectura de lo más especial, divertida y que, de algún modo, nos trasladará a nuestra niñez por múltiples referencias a los cuentos clásicos Disney. Nos encontramos ante una historia única en lo que a trama y terminología nuevos que, a la vez, viene coronada por la pluma de una autora tan elegante como fresca y ese punto inocente tan necesario para este tipo de historias.


CASI MÁGICO