jueves, 14 de abril de 2016

Reseña Hasta la última palabra

HASTA LA ÚLTIMA PALABRA

Título original: Every Last Word
Autor: Tamara Ireland Stone
Editorial: B
Páginas: 368
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788416075737
Saga: -
Precio: 16.95 €

Muchas gracias a EDICIONES B por el envío.

SINOPSIS:
Samantha McAllister parece una chica como cualquier otra: guapa, con el maquillaje perfectamente aplicado y el pelo perfectamente peinado. Pero bajo esta superficie se esconde un secreto que sus amigas, las más populares del instituto, jamás deben saber: Sam tiene desorden obsesivo compulsivo y constantemente se ve atacada por pensamientos oscuros y preocupaciones que no puede controlar. En medio de su constante lucha por mantener unas apariencias que son cruciales para ella, Sam conoce a Caroline, una chica con gran sentido del humor que la introduce en el Rincón de los Poetas. En ese entorno, Sam poco a poco comienza a sentirse más «normal» de lo que jamás se ha sentido… hasta que descubre una nueva razón para dudar de su sensatez y cuestionarse todo aquello que ha valorado hasta el momento. 

OPINIÓN PERSONAL:
Tamara Ireland Stone es una autora que, tras leer dos de sus obras, me ha conquistado por completo al tener una pluma delicada, elegante y cargada de sentimiento. Por este motivo, siempre que sale un libro suyo estoy deseando poder disfrutarlo y, como no podía ser menos, Hasta la última palabra, tanto por su autora, como por su sinopsis, captó mi atención por ofrecernos una trama original y poco vista en el género juvenil. Tras terminarlo, puedo decir que me ha fascinado, es una historia que me ha parecido auténtica, cargada de emoción y con una protagonista sumamente especial que nos tocará el corazón, además de otros elementos que forman parte de la historia y que nos encandilarán desde el primer momento.

Hasta la última palabra es una historia sencilla pero que, a la vez, posee elementos bastante complejos que al estar tan bien llevados dan lugar a una obra increíble y, desde mi punto de vista, sumamente especial. Como no podía ser menos, uno de los pilares de la misma es la protagonistas principal, Sam, en torno a todo lo que rodea a esta joven nos encontraremos con uno de los ejes de la historia ya que es un personaje sumamente bien creado y caracterizado, cercano al lector y, lo más importante, un personaje que dará muchísimo de si pues es sumamente complejo y esto nos lleva a que, al ser un libro narrado en primera persona del singular desde su punto de vista, logremos conectar completamente y ser partícipes, de primera mano, de las continuas batallas interiores que le irán surgiendo en determinados momentos. Como siempre digo, no quiero entrar mucho en detalles acerca de la protagonista pues tiene que ser el propio lector quien vaya, poco a poco, conociéndola, pero si es importante recalcar que es un personaje único, con una determinada enfermedad que ha conseguido sorprenderme por lo magníficamente bien llevada que está y la manera tan increíble en que la autora se pone en la piel de una joven de dieciséis años con este determinado problema. También es verdad que, en lo que a Sam se refiere, Hasta la última palabra es una historia de muchísima evolución, la protagonista irá descubriéndose a si misma y madurando a lo largo de toda la historia, irá transformándose en una joven verdadera y mostrando al lector su verdadero ser lo que será realmente maravilloso y, como no, un gran punto a favor de la misma. Por este tema que acabo de comentar, así como por otros que se irán dando a lo largo de la obra y que, desde mi punto de vista, son muy serios, Hasta la última palabra es una historia juvenil si, pero tremendamente dramática y muy realista por lo que, casi continuamente, sirve para reflexionar así como para darnos ciertas lecciones de vida que todos deberíamos tener en cuenta, como ser valientes, y a la vez ser partícipes de la batalla interior que una persona con esta enfermedad sufre lo que, por otra parte, no deja de ser un punto positivo por lograr que los lectores comprendan muchísimo mejor este tema. Ahora bien, como he comentando al inicio de la reseña, esta obra es sumamente emotiva, lo cierto es que, en ocasiones, es desgarradora lo que nos llevará a sobrecogernos y, sin duda, tener el corazón en un puño continuamente por determinadas situaciones que se irán dando pero, lo que es más importante, es que nos encontraremos con distintos tipos de sentimientos, no sólo las malas, sino también situaciones preciosas que nos emocionarán sobremanera y nos harán disfrutar, aún más si cabe, de la historia. Con estos momentos me refiero a que Hasta la última palabra, en parte, es una historia romántica, no una historia romántica cualquiera, sino una historia muy especial que disfrutaremos por ir naciendo y creciendo a lo largo de la historia y lograr que los lectores nos enamoremos tanto de la propia relación como de los personajes que forman parte de ella. Otro de los puntos a destacar y que he mencionado al inicio de esta reseña, es que nos encontramos ante una historia original, una obra que toca un tema muy duro pero también es una historia que está enfocada de una manera única por lo que a mi,personalmente, me ha parecido increíble por no haber leído nunca nada parecido y que se convierte en la primera lectura que hago de este tema pero no es lo único, sino que, en general, toda la idea global de la trama que no tiene que ver con la enfermedad será sorprendente, la idea de expresarse mediante palabras me ha robado el corazón y de ahí que diga que es sumamente original y, a la vez, tiene dos cosas que me han sorprendido en esta clase de libros y que comentaré a continuación. La primera es que, en muchas ocasiones, la autora gira la trama de manera soberbia de tal manera que nos impactará por como se van dando las cosas y el rumbo que toman ciertos temas y eso, sin duda, se agradece muchísimo pues que una autora logre sorprenderte continuamente a lo largo de la historia y que no sepas que esperar de la misma siempre hace que sea más excitante y, como no, interesante. El último punto es que Hasta la última palabra tiene un pequeño toque oscuro que me ha fascinado, muy relacionado con lo que acabo de mentar acerca de los giros en la trama y que, sin duda, le pone aún más intensidad a una historia que, para mí, lo tiene todo pues nos habla de temas terriblemente duros pero también de la evolución de una protagonista que, mediante sus vivencias, logra que el lector piense tranquilamente en determinados temas que se plantean.

Como he comentando al inicio de la reseña, uno de los motivos, además de su sinopsis, para estar deseando leer Hasta la última palabra es que la pluma de Tamara Ireland, la autora, me tiene completamente encandilada. Estaba de una manera tan delicada y sutil que nos emocionará totalmente a lo largo de toda la historia y si a esto le sumamos que escribe de manera sencilla pero sumamente elegante da pie a que sea una historia que se disfruta muchísimo por la manera de escribir de la autora y es que, además, pero a lo duro de determinados momentos, su pluma es sumamente fresca y muy especial, algo que le viene increíblemente bien a este tipo de historia.
El ritmo, a su vez, pese a sus casi 400 páginas, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y eso hace que lo leamos en un auténtico suspiro por lo que disfrutaremos, aún más si cabe, de esta maravillosa obra.
Como he comentando, la narración está hecha en primera persona desde el punto de vista de Sam, la protagonista, esto hace que sea todo un acierto para el tipo de temas que trata la historia y para que la conexión entre personaje y lector sea máxima.

La edición, en su interior, es muy sencilla, sin nada destacable y, con respecto a la portada, decir que es elegante, muy delicada y, a la vez, atrayente.

En conclusión, Hasta la última palabra es, sin duda, una historia muy especial, una obra muy dura, en determinados momentos, pero también muy real y, por tanto, con un alto contenido en drama. Además, es una historia escrita con maestría y muchísima sensibilidad, unido al hecho de que, por muchos motivos, invita a la reflexión por como se irán dando ciertos temas y por todo lo relacionado con la protagonista, da lugar a una obra emotiva, una obra muy original pero, sobretodo, una de esas que calan en el corazón de los lectores pues son de una sensibilidad extrema que nos emocionará completamente. Con una preciosa historia de amor, una protagonista que irá evolucionado durante toda la historia y unos giros en la trama que darán lugar a momentos más oscuros, Hasta la última palabra es una historia que, sin duda, representa un soplo de aire fresco entre todos los temas a los que estamos acostumbrados.

 
ROZANDO LA MAGIA