sábado, 8 de octubre de 2016

Reseña La ciudad desolada

LA CIUDAD DESOLADA

Título original: Hollow City
Autor: Ramson Riggs
Editorial: Crossbooks - Destino Infantil & Juvenil
Páginas: 480
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788408149309
Saga: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares(2/3)
Precio: 14.95 €

Muchas gracias a DESTINO INFANTIL & JUVENIL por el ejemplar.

SINOPSIS:
Continúa el viaje extraordinario con la huida de Jacob Portman y sus insólitos amigos en busca de una cura para su querida maestra, Miss Peregrine. Perseguidos por sus enemigos, al llegar a Londres encuentran una ciudad destrozada por las bombas en las que el peligro acecha en cada esquina. A pesar de su valentía y fortaleza, deberán enfrentarse a retos que desafiarán sus asombrosas habilidades. ¿Cómo sobrepasar todos los obstáculos de un mundo en el que humanos y peculiares libran guerras paralelas? 

OPINIÓN PERSONAL:
Segundo libro de la maravillosa saga El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares y lo cierto es que estaba deseando leerlo por varios motivos. El primero es que, la primera parte de esta trilogía, con el mismo nombre, me cautivó por completo ante una historia única, original y llena de magia, una historia de la que el lector, con muy poco, se sentía formar parte de ella y eso me reportó una lectura extraordinaria y muchísimas ganas de volver a sumergirme en este mágico y especial mundo. El segundo motivo es, como no podía ser menos, la pluma del autora, una pluma con un toque elegante y antiguo muy acorde con lo que la trama nos cuenta que, además, tiene otros atributos que comentaré más adelante. De esta manera, La ciudad desolada ha sido, para mí, una historia impresionante, una continuación de saga insuperable que, sin duda, no tiene nada que envidiarle a la primera parte y, diciendo más, es una obra, en muchos aspectos, más madura y entrañable.

La ciudad desolada retoma la historia en donde El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares lo dejó y, de esta manera, sin rodeos ni contemplaciones, nos sumergimos de lleno en una trama llena de buenos elementos pero que, además, destaca porque, aunque hay casi 4 años de la publicación de la primera parte de la saga, el autor ha hecho, a lo largo de la que nos ocupa, pequeños recordatorios acerca de lo sucedido de tal manera que, independientemente del tiempo que nos tomemos entre una lectura y otra, no nos perdamos y podamos disfrutar de la obra completamente. También tengo que decir que, aunque es una trama llena de elementos, como comenté, también es verdad que es sumamente fácil de seguir lo que se debe, sin duda alguna, a la forma de escribir del autor. Ahora bien, uno de los elementos que tengo que destacar y que ya comenté al inicio de esta reseña es, como no podía ser menos, la originalidad que desprende esta historia ya que, si bien es cierto que en muchas historias podremos haber leído acerca de niños con poderes, también es verdad que en esta obra se va mucho más allá y no son simples niños con poderes, sino que son niños con cientos de años atrapados en una realidad en la que son felices y que, además, destacan por, como su nombre indica, tener ciertas peculiaridades que distan mucho de ser meros poderes. De esta manera, partiendo de una idea básica, niños con poder, el autor gira la trama de una manera soberbia y nos ofrece una historia tan especial como pocas que haya leído, una historia que desprende magia, tanto por todo lo relacionado con unos niños tan maravillosos como los protagonistas, como por las grandísimas descripciones que se irán haciendo a lo largo de la historia de los lugares por donde nuestros jóvenes protagonistas viajan y que, en muchas ocasiones, no sirven sólo para que el lector conecte con la historia, sino que la disfrute completamente como si fuera un niño más. De esta manera, leyendo estas historias y gracias a que el autor, en el corazón de este libro, introduce algunas mágicas historias acerca de otros niños peculiares, no sólo rememoraremos nuestra infancia sino que nos transportará a la maravillosa época en la que, sin duda, muchos de nosotros leíamos cuentos y disfrutamos de la inocencia de ser un niño. También es cierto que si digo que La ciudad desolada es una historia original no me refiero únicamente a lo que acabo de mentar, sino que de manera soberbia y sumamente fascinante el autora mezcla a la perfección una historia de fantasía con la más pura realidad de una guerra acontecida en Londres, una guerra destructiva y feroz cuyas consecuencias para el mundo en donde se desarrolla la historia y, ciertamente, para el mundo conocido y real, devastadoras. Creo que ha sido todo un acierto y, de alguna manera, algo educativo el que el autor haya mezclado estos dos elementos pues hace que se pongan los pies en la tierra y se forma un equilibrio perfecto entre realidad y fantasía. Como no podía ser menos, La ciudad desolada es una historia de aventuras, en sí, toda ella es una auténtica aventura que llevará a nuestros niños no sólo por la ciudad de Londres del año 1940, sino también por los distintos bucles y, de esta manera, conociendo a nuevos personajes pero, al lado de la aventura nos encontramos con otro elemento, la acción, momentos puntuales de acción que tendrán lugar a lo largo de toda la historia y que impedirá, de alguna manera, a nuestros niños lograr su cometido. Con respecto a los personajes decir que, sin duda, son todos maravillosos, son personajes que están bien creados, caracterizados y con una personalidad única que, por otro lado, va madurando con el paso de la historia, como es el caso de narrador de la historia Jacob, o de Emma, así que, en muchos aspectos, y no siendo ellos los únicos, nuestros niños irán madurando, aprenderán a tomar decisiones duras y a luchar por lo que quieren. Creo que esto es maravilloso pues nos habla de unos personajes que despiertan la simpatía del lector, unos personajes que enamoran pero, sobretodo, con los que es muy fácil conectar y, por ello, lograremos disfrutar de la historia completamente. De forma muy breve, casi insignificante, nos encontramos con un pequeño toque romántico, un toque que, para mí, ha supuesto una gran diferencia entre la primera historia y esta pues, como vengo comentando, también nos habla de la madurez de algunos personajes y, si bien es cierto que muchos de ellos conservan la inocencia de la niñez, también es verdad que otros están listos para crecer y, d hecho, listos para la acción. Por último tengo que destacar otro elemento que no podía faltar en esta historia y es que es una obra llena de emoción y sentimiento, una historia con la que reír, llorar o sentir distintas emociones que hace que, una vez más, el lector disfrute pegado a sus páginas y no pueda soltar el libro hasta terminar la historia pues la adicción que se crea es increíble y con un final aún más increíble deja al lector con mil ganas de continuar y terminar esta trilogía en su siguiente parte, La biblioteca de las almas.

Como he comentando a lo largo de esta reseña, la pluma del autora es exquisita, escribe de manera sencilla pero muy elegante y con un toque antiguo que, sin duda, le aporta muchísimo carácter a la historia pues hace que ésta sea muchísimo mejor y tenga el efecto desea en el lector, el saber que pertenece a una época distinta a la actual. Además, la pluma del autora es muy delicada y, en muchas ocasiones, fresca, lo que hace que la lectura sea muy rápida y siempre amena.
Al igual que el ritmo el cual, con una pluma así y una historia trepidante, sea muy ágil y constante, un ritmo que no decae y logra que el interés del lector sea máximo hasta el final.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Jacob, uno de los personajes principales, creo que es un grandísimo narrador el cual, como he comentando, ha sido uno de los que más han evolucionado durante toda la historia y esto se traduce en una obra en donde el lector no sólo simpatizará al máximo con él, sino que terminaremos por adorarlo y recordarlo de una manera entrañable.

La edición, en su interior, es totalmente increíble, llena de distintas fotografías de los personajes y/o lugares que se van nombrado en la historia le aportan un toque no sólo más antiguo, sino más especial y es una edición que a mi me ha parecido maravillosa. Con respecto a la portada, desde mi punto de vista, me parece muy original, elegante y llamativa, atrae la atención y propicia que los lectores quien sumergirse en la historia que esconde dentro de sus páginas.

En conclusión, La ciudad desolada es una historia maravillosa, una obra original como pocas, no sólo por la concepción de los personajes, sino también por la mezcla perfecta entre realidad y ficción. Con muchísima aventura, momentos puntuales de acción y unos personajes bien creados, caracterizados y, en especial el protagonista, muchísimo más maduros, La ciudad desolada es una obra para la que sobran las palabras, una obra que nos cautiva por ser especial, de principio a fin, por una edición completamente fascinante y por la pluma de un autora que es tan elegante como sencilla y que, con un toque antiguo, logra que el lector se sienta atrapado en este remoto año y en una historia que no deja de sorprender.



SIMPLEMENTE MÁGICO