jueves, 16 de marzo de 2017

Reseña Las marcas de la muerte

LAS MARCAS DE LA MUERTE

Título original: Carve the Mark
Autor: Veronica Roth
Editorial: RBA Molino
Páginas: 496
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788427211582
Saga: Las marcas de la muerte(1/2)
Precio: 18 €

Muchas gracias a RBA MOLINO por el ejemplar.

SINOPSIS:
HAY DONES QUE PUEDEN CONVERTIRSE EN MALDICIONES. Y HAY MALDICIONES QUE PUEDEN LIBERAR A TODO EL UNIVERSO.
El don de la joven CYRA consiste en provocar dolor. El mismo dolor atroz que ella siente en todo momento. El don de AKOS le hace inmune a los dones de los demás, pero ¿bastará para salvar a su familia y a sí mismo de un destino tan injusto como cruel? En un universo en guerra, los dones de CYRA y AKOS hacen que sean vulnerables, peones en manos de quienes quieren aprovecharse de su poder. Su única esperanza reside en unir sus fuerzas para luchar contra la injusticia y… Convertir el dolor en poder. La desconfianza en lealtad. El amor en ansia de libertad.



OPINIÓN PERSONAL:
Veronica Roth es una autora que, tras haber leído su anterior y más famosa saga, estaba deseando poder disfrutar, de nuevo, tanto de sus obras que destacan, sin duda, por su originalidad, como por poder volver adentrar en esos mundos maravillosos creados por ella de la mano de su pluma, tan elegante y cuidada como pocas. Por estos motivos y, además, tras leer la sinopsis de Las marcas de la muerte, estaba segura que me encontraría con otra obra impresionante pues, como digo, sólo con leer el resumen me impactó y me intrigó a partes iguales. Tras terminarla, puedo decir, sin dudas, que es una obra impresionante, una historia bien creada, desarrolla de manera impecable y en donde la autora demuestra, una vez más, la mente tan privilegiada que tiene para dar vida a una obra de este calibre. También es verdad que, aunque me parece una historia maravillosa, tiene un pequeño detalle que no me terminó de convencer y que, como todo lo positivo, comentaré a lo largo de esta reseña.

Las marcas de la muerte es una historia que, una vez que comenzamos a leerla, impacta terriblemente en el lector por los hechos tan fuertes y desgarradores que tienen lugar en esa especie de prólogo y que, sin duda, da comienzo y augura que la historia que se esconde entre sus páginas va a ser igual o más fuerte y, aunque si es cierto que cuesta un poco adentrarnos en ella porque es un mundo totalmente nuevo, también es cierto que, pese a la pequeña parte negativa, es una historia que, a pesar de su complejidad y todo lo demás, se lee de manera muy sencilla y bastante rápida. Debido a que acabo de mencionar que nos encontramos ante una historia que posee un mundo propio, tengo que analizar, sin más dilación, este hecho, para dar explicación, además, del porque digo que nos encontramos ante una historia terriblemente original. El primer motivo es, de alguna manera y desde mi punto de vista, Las marcas de la muerte supone el primer crossover para Veronica Roth y esto se debe a que mezcla una época futurista con una pasada. La primera viene dada por la ubicación de la propia historia que se desarrolla en un determinado planeta en medio de varios planetas del sistema en donde se encuentran pero, además, por su viajes por el espacio y todo lo relacionado con la tecnología. La segunda parte del crossover viene dada porque hay elementos que nos recuerdan a épocas pasadas, elementos como la esclavitud o la tiranía, así como los distintos rangos y clases sociales, por lo que, como se podrá ver, es una mezcla perfecta, un equilibrio impecable, entre estas dos épocas que hacen que, con todas y cada una de las descripciones que se nos van dando de hechos y/o lugares, sea toda una experiencia el poder adentrarnos y disfrutar de los mismos. También es verdad que nos encontramos con que Las marcas de la muerte es una obra en donde está muy presente el destino, los oráculos y, en sí, todo lo relacionado con las profecías y los poderes que despiertan en determinados niños que, en muchos casos, son tan letales como peligros y de usar de forma equivocada podrían, incluso, causar la muerte. Sinceramente, tengo que volver a alabar la mente de una autora que, sin duda, no defrauda pues, como he dicho al inicio de esta reseña, todas las historias que he leído hasta el momento de ella son tan originales y únicas que el adentrase en cada una de ellas será, como no, una auténtica aventura. Ahora bien, continuando con las partes positivas, Las marcas de la muerte es una historia que, debido a que hay rangos sociales, tiranía y demás, también está presente una pequeña parte de la población que supone la más pura cara de la rebeldía, los renegados, que le darán un toque más intenso a la obra y, aunque si tengo que reconocer que este recurso siempre se usa en estas historias, no deja de ser interesante la intromisión de los mismos. Unido a que, en cierta manera, nos recuerda a las historias palaciegas pero con un toque moderno, no es de extrañar que las traiciones y deslealtades estén muy presentes, las manipulaciones y los secretos, aún más, y esto da pie a que nos encontremos ante una historia llena de intriga con muchísimo drama. Drama que viene dado por determinadas situaciones que se nos narran y que harán, sin duda, que el lector se estremezca pues creo, además, que Las marcas de la muerte es una historia tan oscura y desgarradora que logra emocionar al lector, no tanto como otras que podrían ser del mismo género, pero si es cierto que logrará mantener el interés del mismo y hacer que disfrute de la historia. Debido a que inicio de saga, no es de extrañar que la historia, en muchas ocasiones, sea meramente introductoria para poner al lector en antecedentes y esto siempre lo he considerado un punto negativo pero, aparte de esto, nos hayamos frente a una obra que va en ascenso, es decir, es una historia que empieza de manera muy fuerte y brutal pero que, a medida que avanzamos, la aventura y las sorpresas, así como los giros en la trama, irán en aumento, acompañados de momentos puntuales de acción que nos dejarán sin palabras y harán que la historia sea mucho más intensa. Otro punto positivo a destacar es que, habiendo tantos personajes en Las marcas de la muerte, la autora les haya dado vida de una manera fascinante, de tal forma que todos y cada uno de ellos no sólo conectan con el lector, sino que están tan bien caracterizados por su manera de hablar que no será nada difícil discernir quien está dialogando en cada momento. De forma muy breve, también, nos encontramos con que se toca, muy por encima, el tema amoroso y, aunque si es cierto que nos hubiera gustado que esa parte se explorara muchísimo más, también es cierto que no lo considero, para nada, un punto negativo. No así lo que voy a mencionar ahora y es que, como ya he dicho, la historia es bastante introductoria y eso siempre hace que reste pero, además, aunque se lee bastante rápido, también es verdad que tiene excesiva narración y, en ocasiones, poco diálogos que, por lo buena que es la historia no le repercute como a otras, pero que, aún así, de haberse subsanado, sería una obra que nos dejaría sin palabras.

Como he dicho al inicio de la reseña, uno de los motivos por los que estaba deseando leer Las marcas de la muerte es, sin duda, por la pluma de la autora, tan elegante pero a la vez fría y directa y, sobretodo, tan profesional y cuidada lo que, personalmente, agradezco enormemente pues facilita muchísimo la lectura, en especial, de esta obras complicadas. Además, en esta ocasión, creo que el toque de oscuridad de la obra viene dado, precisamente, por la forma tan impresionante de narrar de la autora que, además, tiene una pluma muy versátil que se adapta a los distintos personajes que está haciendo en cada momento.
El ritmo, además, es bastante rápido y, en ocasiones, constante, pero, cuando se nota que es una historia introductoria o cuando hay falta de diálogos, ahí es cuando el ritmo se ralentiza y, lo bueno a pesar de esto, es que no se pierda el interés a lo largo de la lectura.
La narración, por otro lado, está hecha mayormente en primera persona desde el punto de vista de Cyra, la protagonista, pero, en ocasiones, se pone en una tercera persona desde el punto de vista de Akos, el joven protagonista masculino, lo que hace que, a la hora de poder comprender la historia, sea muchísimo más rápido y mejor.

La edición, en su interior, es muy sencilla, sin nada destacable y, con respecto a la portada decir que es preciosa, original y muy atrayente a la vista lo que hace, sólo por eso, incite, a su lectura.

En conclusión, Las marcas de la muerte es una historia original, una obra oscura como pocas que rezuma peligro de principio a fin pero es que, además, es una mezcla perfecta entre distintas épocas, el pasado y el futuro, cogiendo elementos de ambos y mezclando magia lo que da lugar a una historia impresionante que, además, es letal y desgarradora, de unas escenas que sobrecogerán al lector y harán que se emocione completamente. Con la pluma de una autora que, sin duda, no defrauda y nos regala profesionalidad y elegancia, unos personajes bien caracterizados, muchísimo drama y aventura, entre otros elementos palaciegos o futuristas, Las marcas de la muerte decae, para mí, por ser bastante introductoria y por, además, en ocasiones, tener mucha narración y pocos diálogos lo que siempre hace más monótona la lectura.


CASI MÁGICO