lunes, 13 de marzo de 2017

Reseña No soy yo, eres tú

NO SOY YO, ERES TÚ

Título Original: It's Not Me, It's You
Autor:  Stephanie Kate Strohm
Editorial: B
Páginas: 288
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788416712397
Saga: -
Precio: 14 €

Muchas gracias a EDICIONES B por el ejemplar.

SINOPSIS:
Avery Dennis está en a punto de acabar el instituto y es una de las chicas más populares de su clase. Sin embargo, cuando su novio rompe con ella en público, las consecuencias son desastrosas. Es justo antes de la fiesta de graduación, y Avery ya no tiene la pareja perfecta. Como parte del comité organizador de la fiesta, ¿cómo hará para asistir sin un chico?
Tras la ruptura, Avery comienza a pensar en todos los chicos con los que ha salido. ¿Por qué razón ninguna de sus relaciones ha funcionado? ¿Acaso será su culpa? Avery decide investigar siguiendo el método de la historia oral que está estudiando en su clase. Así pues, va directamente a las fuentes y entrevista a cada uno de los chicos con los que ha salido, utilizando además información de sus amigos y familiares, e incluso de sus profesores. Los descubrimientos que hace son sorprendentes y le hace comprender cosas muy interesantes acerca de ella misma y de aquellos que tiene más cerca, justo a tiempo para la fiesta de graduación.



OPINIÓN PERSONAL:
No soy yo, eres tú es una historia que, desde que lee su sinopsis, me llamó la atención, más que nada porque me parecía una historia tan curiosa como divertida y creía que podría ser una obra que disfrutar muchísimo. Además, siempre estoy abierta a probar nuevos autores y, de esta manera, poder descubrirlo y maravillarme con estas nuevas y prometedoras plumas. Tras terminarlo, puedo decir que es una historia entretenida, con puntos buenos, pero, desgraciadamente, a mi no me ha terminado de convencer por muchos motivos que, junto con los buenos, comentaré a lo largo de esta reseña.

No soy yo, eres tú es una historia muy sencilla, sumamente fácil de seguir pese a los múltiples narradores que tiene y, además, es una obra que se lee de forma muy amena y tiene un ritmo constante, lo que se agradece muchísimo. Como acabo de comentar, No soy yo, eres tú, es una historia que tiene una forma muy rara de ser narrada, la cual comentaré más adelante, pero, debido a este misma forma, nos encontramos con una obra llena de múltiples personajes de los cuales, sin duda, todos son importantes y tiene distintas personalidades, bien marcadas y muy definidas, lo que nos aleja de encontrar unos personajes planos y sin gracia, de tal manera que agradezco, enormemente, a la autora el que haya puesto tanto ahínco en los personajes que, si bien es cierto que son muy simples, como la historia, también es verdad que, por su forma de hablar, están sumamente bien caracterizados lo que en una historia con tanto narrador me parece increíble y que, además, facilita muchísimo la historia. Ahora bien, hablando de los elementos de la misma, creo que estamos ante una obra de auto-conocimiento y de descubrir los sentimientos de cada persona, una historia que ahondará en la personalidad de la protagonista para conseguir crecer y avanzar lo que siempre invita a la reflexión y hace que la obra sea más interesante y mucho más amena. Aparte de esto, tengo que decir que nos encontramos ante una historia que tiene momentos muy divertidos ya que, realmente, no es una historia, sino un trabajo que la protagonista presenta para la clase de historia y eso hace que, si bien es cierto que se lee muy rápido, también es verdad que flojea, lo que comentaré a continuación, pero, a pesar de eso, no puedo dejar pasar el decir que es una historia tremendamente divertida, los comentarios de los personajes y la respuesta, en ocasiones, de la protagonista, la verdad es que me ha dejado fascinadas y estas partes son, sin dudas, mis favoritas y por lo que más merece la pena el libro.
Ahora bien, es momento de entrar, de lleno, en las partes que, para mí, he visto más negativas y que han hecho que No soy yo, eres tú me parezca una historia meramente entretenida. Lo primero que no me gustó, para nada, es la forma de estar narrada pues, aunque sigue un espacio y un tiempo, también es verdad que es una historia que va saltando, es decir, en la misma páginas hablan del mismo tema distintas personas y no precisamente en forma de diálogo, sino que por separado y esto ha hecho que, al no tener una narración normal y pese a decir que tiene personajes bien creados y partes divertidas, me ha reportado una lectura fría con la que en ningún momento he podido conectar, una lectura que bien podría tratarse de trozos sacados de distintas historias pues al no ser una narración sino algo más extraño ha hecho que no pueda conectar ni con la protagonista ni con ningún personaje por lo que, como no podía ser menos, la lectura, sacando las partes divertidas, me ha resultado indiferente y, tras terminarla, me ha dejado igual que estaba. Sinceramente, creo que la autora queriendo ser original ha hecho un auténtico desastre de una historia que, desde mi punto de vista, tenía potencial para ser increíble, tanto a nivel de evolución del personaje, como romántico, pero, lamentablemente, se ha quedado en una obra entretenida.

La pluma de la autora me es muy difícil analizarla debido a lo que acabo de comentar, nos encontramos con una historia en la que pone el nombre de la persona que habla, lo que tiene que decir a modo de entrevista y ya al siguiente momento salta para el otro. Aún así, tengo que decir que, lo que leí, es muy simple y se pone perfectamente en el papel de un adolescente por lo que, en este caso, se agradece por algunos de los personajes que aparecen en el libro aunque, también es verdad, que son muchos y de muy variadas edades.
El ritmo, precisamente por la forma que tiene la historia, es bastante ágil y se mantiene constante pues es lo mismo de principio a fin y, de esta manera, también el ritmo.
Nos encontramos ante una obra que está narrada en forma parecida a una entrevista por lo que aparece muchísimos personajes y muy variados lo que, por norma general, no me suele gustar pero, en este caso por la forma que tiene el libro, la verdad es que es acertado.

La edición, en su interior, es muy sencilla, sin nada destacable y, con respecto a la portada, decir que me tiene enamorada, es muy sencilla y fresca, la verdad es que es muy atractiva a la vista.

En conclusión, No soy yo, eres tú es una historia entretenida, con unos personajes bien creados y perfilados, con un ritmo bastante constante y una especie de trama de auto-conocimiento que, además, viene coronado por situaciones tan curiosas como divertidas. Por otro lado, No soy yo, eres tú decae por la forma en que está narrada que resulta fría y, aunque sigue una línea temporal, será muy difícil conectar con los personajes así como disfrutar de ciertas escenas que tenían que ser las más bonitas y especiales de la historia.

 
ENTRETENIDO