viernes, 12 de mayo de 2017

Reseña Greenwood

GREENWOOD

Título original: Greenwood
Autor: Georgia Moon
Editorial: Oz
Páginas: 320
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788416224654
Saga: Greenwood(1/-)
Precio: 16.90 €

A LA VENTA EL 17 DE MAYO DE 2017

Muchas gracias a OZ EDITORIAL por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Te atreves a adentrarte en el bosque de Greenwood?
Tras la misteriosa desaparición de su padre, Esmeralda Grimm y su familia se trasladan al sombrío pueblo de Greenwood, en Oregón.
Aunque la pequeña comunidad está conmocionada por la reciente desaparición de una joven en el cercano bosque, nadie quiere hablar. Solo Harry, un chico tímido y muy inteligente, está dispuesto a investigar. Junto a él, Esmeralda intentará desvelar qué se esconde en las profundidades del bosque de Greenwood, donde nada es lo que parece…

OPINIÓN PERSONAL:
Greenwood es una historia que, con sólo leer su sinopsis, me cautivó por completo al ofrecernos una trama llena de intriga y suspense, una trama además juvenil y que desbordaba magia por doquier´por lo que, en mi opinión, creía que podía ser una historia que diera muchísimo de sí y, a la vez, algo completamente diferente. Además, como siempre comento en reseñas de autores que nunca había leído, siempre estoy dispuesta a probar la pluma de los mismos y así descubrir increíbles formas de narrar. Tras terminar Greenwood puedo decir que me sorprendió más de lo que esperaba, es una historia llena de magia, misterio pero, sobretodo, amor y lo cierto es que es una historia que me ha parecido preciosa y, aunque si es cierto que estamos saturados de tantas sagas, la verdad es que si son de este calibre estoy dispuesta a esperar lo que sea necesario y a continuarla sin pensarlo.

Greenwood es una historia que, desde la primera página, suscita una gran intriga y es que la rodea un aire de misterio sumamente importante junto con otro más fresco como sólo las historias juveniles pude hacer y esto da lugar a que, sin duda, desde la primera página, nos sintamos atrapados entre las redes de una historia que, aunque empieza muy sencilla, no hace sino evolucionar y complicarse y cuanto más se da esto, más nos enamoramos de una obra que, desde mi punto de vista, tiene todos los ingredientes para ser maravillosa y una de las mejores obras paranormales y de suspense que podamos haber leído. Ahora bien, como he comentando, todo lo que tiene Greenwood, para mí, son elementos positivos y, también como acabo de decir, es una obra de evolución con esto quiero decir que, si desde el primer momento posee muchísimo misterio, éste no hará sino incrementarse y lograr que no podamos soltarlo hasta terminarlo y, una vez ésto ocurra, nos quedaremos con muchísimas dudas que se despejarán, estoy segura, en una segunda parte. La aventura aumenta y, en medio de una obra cuyos elementos principales son ésta y el misterio, también tiene momentos puntuales de acción en donde se tema por la vida de ciertos personajes lo que hace que, desde mi punto de vista, se vuelva una obra mucho más intensa y, a la vez, adictiva. Un elemento que me ha enamorado desde el inicio de Greenwood fue, sin duda, la ubicación de la historia pero, no sólo esto, sino el hecho de disfrutar con la autora de maravillosas descripciones de los lugares en donde se van sucediendo las distintas situaciones y, a la vez, muchas de ellas están tan repletas de magia que estas nos inundará y, no sólo se limitará a estas escenas, sino que terminará por ser una obra en donde la magia estará a la orden del día y con la forma de narrar de la autora nos sentiremos formar parte de la historia. Ahora bien, Greenwood es, además, una historia que toca uno de mis temas favoritos, la mitología, y todo ello envuelto, como ya he comentando, en un aire juvenil que significa, desde mi punto de vista, un auténtico soplo de aire fresco en medio de éste género y, además, el hecho de encontrarnos con una obra de suspense, un auténtico thriller, termina por hacer de Greenwood una obra espectacular que, estoy segura, dejará sin palabras a los lectores. Por otro lado, tengo que destacar que la autora ha sabido jugar, a la perfección, sus cartas y ha creado una obra 100% equilibrada, en cuanto a ingredientes se refiere, de tal manera que una historia intensa por todo lo que narra y llena de drama viene, de alguna manera, aligerada por un toque muy suave y fresco como pueden ser los protagonistas jóvenes o una narración que es totalmente maravillosa y nos lleva por lugares insospechados a la par que, si bien es cierto que tiene un aire de oscuridad importante, este viene mitigado por un amor que nace de una manera preciosa y se va desarrollando a lo largo de la historia. Nos encontramos ante una amor que, si bien es previsible, también es verdad que nos dejará sin palabras, nos enamorará sin remedio y nos ofrecerá situaciones bellas, románticas y totalmente especiales, llenas de un aire mágica que nos cautivará sin remedio. Como si ésto no fuera poco, entorno a esto se cuela un misterio que se nos desvelará a lo largo de la historia y que hará que nuestro corazón se derrita aún más y nos volvamos más soñadores que nunca de tal manera que tanto drama, el punto oscuro y el llamado thriller, viene coronado por una de las historias de amor más dulces que he podido leer a lo largo de mi vida. Destacar, por otro lado, que nos encontramos ante una obra llena de personajes y que todos ellos están sumamente bien caracterizados por su manera de hablar, tiene una personalidad marcada y, a la vez, creo que la autora los ha creado de forma que esta obra, de faltar alguno, no sería lo mismo. Con todo lo que acabo de comentar, no es para menos que Greenwood sea una historia llena de emociones, donde los sentimientos estarán a flor de piel y donde la viviremos como si fuésemos sus protagonistas, de tal manera que nos asustaremos pero también nos deleitaremos dependiendo de que se nos esté narrando pero, lo más importante, es lo mucho que nos emociona y lo mucho que nos hará sentir. A riesgo de repetirme, nos encontramos ante una historia que, aunque es predecible en muchas partes, también es verdad que a lo largo de la misma se nos irán presentando distintos enigmas, se nos irán dando distintas pistas para poder descubrir un misterio que nos intrigará cada vez más y que nos dejará con muchísimas ganas de continuar esta historia en la segunda parte de la saga.

La pluma de la autora me parece preciosa, delicada, fresca y muy sencilla, será muy fácil conectar con su manera de escribir que, además, está llena de elegancia y cautiva desde el primer momento. Me ha encantado, además, lo mucho que transmite esta autora con su manera de escribir y la sensibilidad con que trata algunos temas que hace que, cuando terminemos esta obra, no sólo estemos deseando continuar con la saga, sino volver a disfrutar de su manera de escribir.
El ritmo, por otra parte, es muy ágil y constante, es una historia que está llena de diálogos y eso siempre agiliza la lectura pero, además, es de esta clase de historia que nunca querremos terminar por lo mucho que estamos disfrutando.
La narración, a su vez, está hecha, mayormente, en primera persona desde el punto de vista de Esme, la protagonista, pero, en ocasiones, hay capítulos narrados en tercera persona desde el punto de vista de otro personaje muy importante para la historia que logra, no sólo explicar muchas cosas sino, a la vez, hacer que la disfrutemos muchísimo más.

La edición, en su interior, es muy sencilla, y, con respecto a la portada, es maravillosa, llena de magia, elegancia y unos colores preciosos, creo que es muy acertada teniendo en cuenta lo que la trama nos cuenta.

En conclusión, Greenwood es una inicio de saga impecable, una obra llena de misterio y muchísimo suspense pero, a la vez, tiene un toque a thriller que dejará al lector completamente sorprendido y, con la grandísima adicción que crea, con muchísimas ganas de, no sólo devorar esta historia, sino de continuar con la saga. Con un toque fresco y juvenil, muchísimo drama, unos escenarios que son maravillosos y nos sumergen en la mitología además de desprender magia por doquier que termina por pasarse directamente a la historia y muchísimo amor pero un amor dulce, inocente y de esta clase de amor que se puede pensar que será para siempre, Greenwood es una obra para la que sobran las palabras pues todo lo que tiene, de principio a fin, es fascinante y, personalmente, me ha transmitido muchísima emoción y me ha sorprendido lo bien creados que están los personajes así como la pluma de una autora que, sin duda, estoy deseando repetir por todo lo mencionado anteriormente.

SIMPLEMENTE MÁGICO